Desde que el Edificio Alfonsín abrió sus puertas para funcionar como sede de la AGN, pasaron muchas  cosas.
Una ley le dio su nombre.
Una presidenta de la República Argentina lo inauguró por videoconferencia.
La Sociedad Central de Arquitectos y la Dirección General del Casco Histórico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires le otorgó un premio.
Se presentó el libro que describe el proceso de su puesta en valor.
 
*
 
A partir de abril de 2016, el equipo del Programa de Visitas Guiadas invitó a los trabajadores de la AGN a conocer más sobre el Edificio Alfonsín.
La motivación a participar fue conocer el edificio tanto por su valor patrimonial como por ser el lugar de trabajo de cada uno; ya dijo una vez la especialista en patrimonio Marta Dujovne: “Solamente conociendo podemos preservar”. Y así es: cuanto más sepamos de nuestros bienes culturales, mejores habitantes vamos a ser.
 
Desde aquel momento se contunuaron las convocatorias y visitas guiadas internas dieñadas bajo la mecánica del Programa Punto de Encuentro que invita a un encuentro de no más de 30 minutos en alguno de los "rincones" de nuestra sede para facilitar información sobre su historia, arquitectura, obras de arte y puesta en valor.