20/09/2017
Esta tarde se realizó, en el Salón de las Columnas de la Auditoría General de la Nación, la entrega de diplomas a los empleados del organismo que participaron en los talleres de capacitación de las nuevas Normas de Control Externo Gubernamental (NCEG). Del acto participaron el presidente de la AGN, Oscar Lamberto, y los auditores generales, Jesús Rodríguez, Juan Ignacio Forlón y Gabriel Mihura Estrada.

“Este proyecto comienza a materializarse en cada uno de los 129 funcionarios que serán reconocidos por haber aprobado los primeros cursos teóricos y prácticos de formación profesional en las nuevas normas”, expresó Lamberto.

El titular de la AGN enumeró los beneficios de haber implementado las nuevas normas de control: “Contar con un lenguaje común; tipificar cada uno de los productos que realiza la Auditoría; aplicar principios de eficiencia, eficacia, economía y efectividad como criterios objetivos de control; emplear nuevas herramientas para la elaboración de los informes, aplicar procesos de control de aseguramiento de la calidad; facilitar la incorporación de medios y herramientas electrónicas y disponer de herramientas para auditar temas relacionados al ciclo del endeudamiento público y riesgos fiscales”.

Además, durante el transcurso del acto se destacó que los gerentes y subgerentes de Control del Sector Financiero y Recursos, de Entes Reguladores, de Deuda Pública, de Control Financiero del Sector No Financiero, de Planificación y Proyectos Especiales, de Transferencias de Fondos Nacionales y de Gestión del Sector No Financiero fueron partícipes indispensables del proceso de consolidación de los contenidos de los talleres de cada una de las instancias previas al dictado de la capacitación. El objetivo prioritario no finalizará hasta alcanzar el 100% de la gente capacitada, esto es inédito en la Auditoría, nunca hubo un plan de capacitación tan completo, tan uniforme y para todo el mundo.

Lamberto finalizó su discurso destacando que “este trabajo lo ven en los Tribunales de Cuentas de las provincias, en las cátedras universitarias, en los Consejos Profesionales, y estamos siendo la vanguardia de un sistema de control de la Argentina”. “La AGN -enfatizó- es uno de los pocos organismos  independientes  que quedan en el país”.