26/03/2019
El titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), Oscar Lamberto, presidió hoy un encuentro para analizar el “Protocolo para la prevención, sensibilización y erradicación de situaciones de violencia en ambientes de trabajo”, que fue aprobado en diciembre pasado por el Colegio de Auditores.

En esta oportunidad, que trató especialmente la violencia de género, estuvieron presentes los auditores generales María Graciela de la Rosa, Juan Forlón, Gabriel Mihura Estrada, Alejandro Nieva y Jesús Rodríguez.

También asistieron la diputada nacional Carla Pitiot; la directora ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez; la subsecretaria para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, Silvia Lommi, y representantes gremiales de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC), de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

Al inaugurar el encuentro, Lamberto recordó que la AGN aprobó por unanimidad la aplicación de este protocolo, señaló que la auditoría “ha sido bastante vanguardista en la cuestión de derechos” y puso como ejemplo que en el organismo se cumple con el cupo de personas con discapacidad.

Seguidamente disertó Pitiot, quien agradeció al Colegio de Auditores por aprobar la iniciativa y resaltó “la obligación de todos los funcionarios públicos de los tres poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) para capacitarse en perspectiva y violencia de género”.  Propuso que “la primera función, en la aplicación de este protocolo en la AGN, sea la implementación de la capacitación en cuestiones de género” y añadió que “los sindicatos también tienen la obligación de garantizar esta formación”.

Por su parte, Tuñez manifestó, con respecto de las cuestiones de género, que “hay un montón de avances que se dieron en materia legislativa en los últimos años” y sostuvo que “Argentina está liderando en el mundo con sus leyes en procura del avance de los derechos de las mujeres, como la reparación económica para los hijos víctimas de femicidios. Este es un logro como país del cual tenemos que estar orgullosas y orgullosos, porque estamos entrando a un nuevo siglo con estas nuevas demandas de la sociedad y ampliando derechos”. “Lo importante, definió, es mantener una política de Estado constante y vamos a prestar toda nuestra colaboración para esta capacitación, haremos docencia y les daremos todas las herramientas técnicas que necesite el organismo”.

Finalmente, la auditora De la Rosa manifestó que en la AGN “las políticas de igualdad de género tienen alta prioridad”, “es absolutamente necesaria la implementación de este protocolo y pondremos todo nuestro esfuerzo para que los resultados sean los mejores”.