04/12/2018
La Auditoría General de la Nación (AGN) realizó  hoy la primera jornada del taller "Mejorando el Acceso a la Información y el Uso de Productos de Fiscalización Gubernamental en América Latina y el Caribe", con el objeto de promover el control social del Estado y la participación ciudadana, a través de los informes que elabora el organismo.

El encuentro es organizado por la AGN junto a la Comisión Técnica de Prácticas de Buena Gobernanza de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores (OLACEFS), que preside el auditor general Jesús Rodríguez, quien tuvo a cargo la apertura del taller. El funcionario resaltó que “se trata de una actividad que tiene que ver con mejorar la llegada de los trabajos que hacen las Entidades Fiscalizadoras Superiores y que tengan el mayor impacto posible en términos de internalización por parte de los ciudadanos, de las conclusiones y los hallazgos respectivos”.

El taller fue coordinado por Luis Fernando Velázquez y Roberto Palacios, dos expertos de reconocida trayectoria en la región y en la especialidad, pertenecientes a la Auditoría General de Colombia, quienes iniciaron junto a los presentes una prueba de lecturabilidad de los trabajos generados por la AGN.

Asimismo, analizaron el modo de mejorar la comunicación de los productos de fiscalización, donde se plantearon diferentes estrategias para pensar la disponibilidad de la información y generar herramientas para el diseño e innovación de estrategias de acceso y difusión a la ciudadanía.

Por su parte, Palacios destacó la “fórmula de lecturabilidad” que deben tener los informes y dijo que tienen que estar compuestos por cinco puntos 1) Estructura del documento, 2) gramática, 3) terminología, 4) diseño visual y 5) buenas prácticas.

El jefe del Departamento de Control del Sector Transporte, Damián Staffa realizó una presentación sobre su equipo de trabajo integrado por 15 profesionales de diversas disciplinas. También explicó la forma en que se llevan a cabo las distintas etapas de una auditoría tales como la planificación, objetivos, ejecución, elaboración de la matriz de hallazgos, recomendaciones y conclusiones. Agregó que “el informe es el principal producto de la AGN, por el que se comunican los resultados y el mismo debe ser completo, convincente y oportuno”.

En la jornada de la tarde se realizó la “2° acción de lecturabilidad” basado en fragmentos de la Memoria Anual de la Auditoría General de la Nación. Velázquez abrió el debate sobre los lectores a los que van dirigidos los documentos de producción fiscal, y la importancia del lenguaje llano, de la terminología, la disposición y construcción del documento.

Los participantes expresaron que “el desafío sería replantear un poco qué va y qué no va en cada uno de estos documentos con determinado criterio y desde cero escribirlo de manera clara, según las necesidades del informe”. Además, agregaron que “a veces hay un lenguaje técnico que es muy preciso, con determinadas connotaciones y tenemos que usarlo, otras veces, tiene que ver con el modo de armar las frases, de organizar la sucesión de los hechos y la relación de causas y consecuencias”.

Participaron del evento representantes de la Comisión Parlamentaria Mixta Revisora de Cuentas, del Ministerio de Transporte de la Nación, de la ONG Eco Solidaria Activando Hudson, de la Auditoría General de la Nación: de la Secretaría Ejecutiva de Presidencia, de la Gerencia de Control de Entes Reguladores y Empresas Prestadoras de Servicios Públicos, miembros del Departamento de Control del Sector Transporte, de la Gerencia de Planificación Operativa y Proyectos Especiales, asesores de los auditores Alejandro Nieva y Jesús Rodríguez y el ex auditor general, Horacio Pernasetti.

Finalmente se instaló un debate sobre la forma de mejorar la redacción de los informes y se planteó la necesidad de contar con editores o especialistas en comunicación en cada gerencia de la AGN.

El taller continuará mañana, a partir de las 9.00, y la clausura estará a cargo del presidente de la AGN, Oscar Lamberto.