En la Auditoría General de la Nación tenemos un gran capital humano y técnico y lo estamos perfeccionando pensando en el futuro del país. Por eso, hemos aprobado nuestro primer Plan Estratégico Institucional (PEI) para el período 2013-2017. En un mundo en constante desarrollo es fundamental determinar las bases que le permitan a la institución ser permeable a los cambios provenientes del contexto en el que debe interactuar. Encarar este camino implica saber cuáles sin las prioridades de la sociedad en materia de control, las expectativas que tiene la sociedad con respecto a la AGN, y cómo debe ser la relación de la institución con el entorno social

 

 

¿Para qué sirve adoptar un Plan Estratégico?

Proporciona dirección:

El proceso de planificación estratégica ayuda a responder dónde se encuentra y adónde quiere ir una Organización. Si la acción hacia la que se orienta el cambio no está clara, la organización desperdicia recursos en iniciativas que no añaden valor. A nivel estratégico, se tratra de conocer si las cosas que deben ser hechas están siendo hechas

 

Ayuda a responder ante un entorno cambiante:

El proceso de planificación estratégica le permite a la Organización identificar oportunidades y amenazas, y definir metas y objetivos realistas

 

Ayuda a establecer una comprensión común de la futura dirección:

Al definir el PEI, la Organización puede articular la visión y la misión. Esto contribuye a que las partes interesadas, tanto internas como externas, tengan una comprensión clara de la dirección hacia la cual se debe dirigir la Institución. Emite el mensaje de que la Organización está comprometida en obtener sus objetivos de desarrollo

 

Contribuye a que la organización se desenvuelva de manera concertada:

El PEI es una herramienta que le permite a la gerencia tener una visión integral que involucra el desarrollo institucional, organizacional y profesional del personal y ayuda a la Entidad Fiscalizadora Superior (EFS) a agrupar todos los requerimientos de manera clara, convincente y sostenida

Nuestra Misión:

Somos un organismo constitucional con autonomía funcional y facultades propias otorgadas por la Constitución y la Ley, que asiste técnicamente al Congreso de la Nación en el ejercicio del control externo del Sector Público Nacional mediante la realización de auditorías u estudios especiales para promover el uso eficiente, económico y eficaz de los recursos públicos y contribuir a la rendición de cuentas y sus resultados para el perfeccionamiento del Estado en beneficio de la Sociedad

Nuestra Visión:

Ser un organismo de excelencia en el control que contribuya a mejorar la gestión pública en beneficio de la sociedad

Nuestros Valores:

Independencia: con respecto a la entidad fiscalizadora y otros grupos de intereés e influencias externas

Objetividad: en el tratamiento de las cuestiones o los temas sometidos a revisión y análisis.

Compromiso Institucional: en el cumplimiento de nuestras funciones

Probidad: observando una conducta y un desempeño honesto y leal de la función o cargo, con preeminencia del interés general por sobre el particular

Profesionalismo: en la realización del trabajo con el objeto de desempeñar nuestra sfunciones con responsabilidad, competencia e imparcialidad

Ética: con relación al conjunto de valores y principios que guían la labor cotidiana