27/12/2016

Pasivos Ambientales Mineros

Durante el período 2014-2015 auditamos, en el ámbito de la COMTEMA-OLACEFS, la gestión de la ex Secretaría de Minería en la prevención y manejo integral de los pasivos ambientales.

 

Durante el período 2014-2015 auditamos, en el ámbito de la COMTEMA-OLACEFS, la gestión de la ex Secretaría de Minería en la prevención y manejo integral de los pasivos ambientales.

Los pasivos ambientales son los residuos y deudas por daños ambientales que las empresas dejan al retirarse.

 

Esta auditoría se basó en dos informes:

- El del Programa de Gestión Ambiental Minera (GEAMIN), cuyo estudio de caso fue la fundidora Metal Huasi, en Abra Pampa, Jujuy; aprobado en 2014.

- Y el del Sistema Ambiental Minero Preventivo (SAMP) y acuerdos interjurisdiccionales; cuyo estudio de caso fue Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD - UTE entre el Estado y Minera Bajo La Alumbrera), que repercute en Catamarca, Tucumán y Santa Fe.

 

A nivel nacional, no se ha elaborado una norma de presupuestos mínimos ambientales acorde con lo establecido en el art. 41 de la Constitución Nacional que regule la prevención, identificación, tratamiento y/o remediación de los pasivos ambientales mineros.

 

La Dirección Nacional de Planificación Estratégica Regional, la Dirección de Gestión Ambiental Minera y la Dirección de Asistencia al Productor Minero y Nuevos Mercados, todas dependientes de la ex Secretaría de Minería de la Nación, se encontró que:

- No hay autoridades designadas, y el personal realiza funciones en otras áreas de la Secretaría o ya no pertenece al organismo.

- No se comprobó que hubiera espacios ni recursos físicos asignados a esas dependencias.

- La Secretaría se limita a recibir los informes ambientales de las provincias o de las propias mineras; si no los entregan, no las sancionan.

 

El Código de Minería, de alcance federal, regula el cierre de minas, pero no las herramientas para garantizar la recomposición ambiental en la actividad.

La ex Secretaría de Minería de la Nación y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable no trabajan articuladamente en la identificación, prevención y tratamiento de sitios afectados por pasivos ambientales mineros.

Los sitios afectados por la actividad minera que están en la órbita de la ex Secretaría de Minería de la Nación (actual Ministerio de Minería y Energía) no están incluidos en el Programa de Gestión de Sitios Contaminados (PROSICO), del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

El Sistema Ambiental Minero Preventivo cumplió las acciones atribuidas a la Secretaria de Minería hasta 2003. Luego, la implementación del Sistema quedó exclusivamente a cargo de las jurisdicciones provinciales.

Las auditorías de gestión y financieras realizadas por la AGN detectaron una baja ejecución presupuestaria del Programa Gestión Ambiental Minera (GEAMIN).

La fundidora Metal Huasi, en Jujuy, fue abandonada en 1990. El 100% de los niños y más del 50% de los adultos de la zona muestran valores de plomo en sangre superiores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ni la provincia ni la ex Secretaría de Minería de la Nación finalizaron las tareas de retiro de residuos contaminantes y remediación del ambiente, ni comenzaron con la atención de la salud de la población afectada.

Contrariamente al descargo del auditado, el control ambiental de las mineras sí era tarea de la ex Secretaría de Minería.

El Ministerio de Energía y Minería debe implementar las funciones que le asigna el Sistema Ambiental Minero Preventivo y articular de manera efectiva con las Unidades de Gestión Ambiental Minera Provincial y demás organismos competentes, para garantizar la gobernanza ambiental de la actividad minera.

 

Ver informe completo