07/02/2017

Gestión del Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación (PAN)

La ubicación institucional de la Dirección de Conservación del Suelo y Lucha contra la Desertificación no refleja la importancia del problema de la degradación del suelo y la desertificación en la Argentina y no cuenta con una asignación presupuestaria específica.

La Argentina es el país con más área desertificada de América Latina debido a que el 75% del territorio es superficie árida, semiárida y subhúmeda seca, víctima de las variaciones climáticas y las actividades humanas.

La lucha contra la desertificación es el conjunto de actividades de aprovechamiento de la tierra de estas zonas y tiene como objetivo prevenir y reducir la degradación de las tierras y rehabilitar y recuperar esas zonas. Para alcanzar este objetivo y mejorar las condiciones de vida de la población se crea el Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación (PAN).

Esto hace necesario crear mecanismos institucionales de coordinación, disponer de un diagnóstico de situación para evaluar los avances y contar con instrumentos legales, económicos e institucionales.

 

Pero, luego de que la Auditoría General de la Nación realizara la auditoría ambiental del Programa dependiente de la Dirección de Conservación del Suelo y Lucha contra la Desertificación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, se encontró que:

- La ley que establece los Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de Bosques Nativos, (Ley 26.331) no alcanza a cubrir la problemática completa de los suelos, por lo que se requiere una legislación de presupuestos mínimos de protección de suelos.

- La ubicación institucional de la Dirección no refleja la importancia del problema de la degradación del suelo y la desertificación en la Argentina y no cuenta con una asignación presupuestaria específica.

- En 2013 se interrumpió la publicación Periódico Digital del PAN que difundía contenidos del Programa.

- No hay una estrategia nacional de lucha contra la desertificación que involucre a todos los organismos públicos nacionales, ONG, universidades y organizaciones de la comunidad.

- Se analizó el 55% de la superficie total de la Argentina y se determinó que el 81,5% presenta algún proceso de degradación.

- Se registraron demoras en la ejecución de actividades en Santiago del Estero.

 

El resultado de la gran cantidad de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas en la Argentina es el empobrecimiento de los pobladores, el desarraigo, la inmigración y el deterioro de la calidad de vida, por eso es necesario desarrollar una estrategia nacional de lucha contra la desertificación para prevenir, mitigar y rehabilitar con eficacia la degradación del suelo.

 

Ver informe completo