27/12/2016

Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR)

La AGN aprobó un informe de auditoría sobre dos líneas de acción de este Plan de Saneamiento de ACUMAR: Urbanización/ Relocalización de Villas y Ordenamiento Ambiental de Territorio.

La Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) es el organismo público encargado de solucionar el deterioro ambiental de la cuenca, zona que abarca a catorce municipios de la Provincia de Buenos Aires y a la zona sur de la Capital Federal.

La Auditoría General de la Nación aprobó un informe de auditoría sobre dos líneas de acción de este Plan de Saneamiento de ACUMAR: Urbanización/ Relocalización de Villas y Ordenamiento Ambiental de Territorio. El período tomado en cuenta para este informe fue desde 2011 hasta el primer semestre del año pasado.

Como resultado, se encontró que luego de 5 años solo el 14% de las soluciones de vivienda se terminaron y un 62% se encuentra inactivo. Los plazos estipulados llevan 4 años de retraso, lo que impactó en los costos que se habían proyectado en un principio. A su vez, el Ordenamiento Ambiental del Territorio fue la segunda línea que recibió más fondos para llevar a cabo el plan de saneamiento pero no se encontraron resultados concretos.

Se tomaron como estudios de caso las acciones realizadas en la Villa 21-24, Villa 26 y Villa Inflamable. En 2008, luego de la sentencia dictada en la “Causa Mendoza”, originada en “Villa Inflamable”, se determinó como responsable de llevar a cabo el Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA) a ACUMAR. Sus objetivos son mejorar la calidad de vida, recomponer el ambiente y prevenir el daño.

Las líneas de acción del PISA auditadas representan el 31% del presupuesto del Plan de Saneamiento, entre el 2011 y el 2014, y las obras de infraestructura más grandes se ejecutan con fondos de programas federales, provinciales o de la Ciudad.

Del informe se destaca que ACUMAR no ha podido aprobar ni implementar el Plan de Ordenamiento Ambiental del Territorio, a pesar de ser un requerimiento de la Corte Suprema para el que se recibieron los mayores pagos, por lo que tampoco se encontraron resultados concretos.

Dos de las principales razones que limitaron la capacidad de alcanzar los objetivos fueron los cambios constantes en la normativa interna y los períodos judiciales que superaban sus competencias.

Por otro lado, la línea Urbanización de Villas y Asentamientos Precarios fue ineficaz e ineficiente, ya que ACUMAR no intervino en la definición de los predios para la relocalización de las villas, no produjo ni utilizó información para los censos y no realizó inspecciones. A su vez, las viviendas sufrieron procesos de degradación debido a los retrasos para determinar los precios.

Es de vital importancia que ACUMAR participe del censo para que refleje la realidad de los habitantes de las villas y asentamientos. Se necesita considerar estos sectores como parte de la ciudad y que respondan y se adapten a las necesidades de quienes lo habitan.

 

 

Ver informe completo